23.3.18

Novedad editorial: Poética de un sabático



Me complace presentarles mi primer libro de poemas, un trabajo terapéutico de años con la escritura creativa en este espacio digital. Retos de ocio, de contemplación y de reflexión que le dieron forma a este pequeño libro de 51 textos escritos durante un sabático ininterrumpido. Lo más complicado del libro no fue escribirlo, sino editarlo. Con más de 500 cuartillas escritas, la selección y organización me llevó varios meses de tallereo con Javier Norambuena, a quien agradezco sus comentarios. El libro lo publica desliz ediciones, de Rosina Conde.

11
Recorrí la librería
(dos veces)
Buscaba una distracción
(iluminada)
Una respuesta
a la mala pasada
del cambio hormonal
(este mes no fue depresión
ni tristeza profunda
solo un miedo a la vida
irracional
como son las menstruaciones)

La primera vuelta
contraria a las manecillas del reloj
sin suerte
Salí de la sección de filosofía
(que ocupa menos espacio
que la de autoayuda)
¡Venga!
¡Vamos!
Debe haber algo…
(me animaba a mí misma)

Segunda vuelta
Concentración
por apellido
por novedad
por idioma
por género
por best seller
De reojo veía
a los afortunados
que ya habían seleccionado
Quizá les copio
(pensaba)

Seguí recorriendo
ansiosa
(un día antes ya había comprado
un par de jeans
y un helado de chocolate)
Son las hormonas
Me consolaba
con la conciencia
de que en unos días
mi ansiedad se vería reflejada
en la tarjeta de crédito
Ya la pagaré...
a crédito también
(pensaba)

Proust al frente
siempre he querido su obra completa
En busca del tiempo perdido
A eso me dedico ahora
Murakami me lo he leído todo
Voces de Chernóbil de Svetlana
No he terminado el otro
La guerra no tiene rostro de mujer
Extraño a Müller
seguro me reconfortaría su agudeza
Un catalán en castellano
no tiene gracia
(pensaba)

Tomo el del neurólogo
narra sus experiencias en quirófano
lo escojo con recelo
soy hipocondríaca
lo menos que necesito
es tener más miedo
¡Vamos por el segundo!
(me animaba)

Esoterismo-religión-filosofía-psicología-autoayuda
dice el letrero de la sección
Una pena
nos han reducido a lo mínimo de nuestra expresión
vende más el monje del Ferrari
que Derrida
No encontré ninguno de él
(por diversión siempre lo busco
a ver si hay algo nuevo
aunque ya esté muerto)
Empezaba a desesperar...
¡Uno más!
Uno que verdaderamente me distraiga
(pensaba)

Anaquel de barceloneses
Venga
algo local
de mujer
para mujer
Rosa algo Sandra algo Diana algo
No conocía a ninguna
por foto
escogí a la guapa
"Una mujer decide dejar todo y hacer un viaje…"
Me lo llevo
aunque la portada tenga el penoso sello
de BEST SELLER
Salí corriendo a la caja
Había conseguido dos libros
después de dos horas
Pagué y respiré profundo

Devoré el libro
de Sandra algo
a ratos divertida
a ratos saltándome páginas
a ratos conmovida
Un resbalón en mi vida literaria
otro más
que me entretuvo un par de días
hasta que por fin tuve la regla.







No hay comentarios: